Las jornadas ambientales colaboran en la reducción de muertes y enfermedades producidas por la contaminación del aire, el agua y el suelo. Evitamos el abandono de residuos en el entorno natural, reduciendo la contaminación del aire y la degradación ambiental.